Más de 23 años
apoyando el desarrollo de la infraestructura hidráulica en México

REGULACIÓN Y APROVECHAMIENTO DE ESCURRIMIENTOS DE LLUVIA EN LAS CUENCAS ALTAS DEL SUR DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Autores:Aguirre Díaz, Ramón1; Hernández García Mauricio J1; Leal Báez, Guillermo2; Peña Pedroza, Tomás C.2 1  Sistema de Aguas de la Ciudad de México, 2 Inesproc, S.A. de C.V.
1 Nezahualcoyotl No. 109, 3er. Piso, Col. Centro, Deleg. Cuauhtemoc, C.P. 06080, México D.F.
2 Santa Catalina 318, Insurgentes San Borja, Benito Juárez 03100
1 raguirre@sacm.df.gob.mx, 1 wywys06@yahoo.com.mx, 2 inesproc@prodigy.net.mx
Acceder al texto completo

Esta es una vista previa del documento.
Si quiere acceder al artículo completo por favor llene el siguiente formulario.

Solicitar PDF

Actualmente las acciones implementadas para evitar inundaciones y darle sustentabilidad hidráulica a la Ciudad de México, no solo se concentran en la solución para desalojar las aguas a través de las grandes obras hidráulicas y buscar nuevas fuentes de abastecimiento, sino también, se han dedicado grandes esfuerzos para regular los escurrimientos de lluvia de las cuencas altas; controlar los arrastres de suelo; y aprovechar las precipitaciones para infiltrar el agua hacia los mantos acuíferos; siendo estos puntos anteriores, los principales objetivos del trabajo que se presenta. El Gobierno del Distrito Federal a través del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, se dió a la tarea de realizar estudios, mediante los cuales se han ubicado sitios para la construcción de represas de gaviones en las zonas montañosas dentro de las Áreas Naturales Protegidas de la ciudad. Derivado de lo anterior, el presente estudio expone la implementación de 21 presas de gaviones ubicadas en la cuenca alta de la población conocida como Topilejo, en la zona Sur de la ciudad. Como resultado, se obtuvo que considerando las 21 presas propuestas se cuenta con una capacidad total de diseño en los embalses de 10,648.84 m³, mientras que el volumen total máximo escurrido es de 25,458.37 m³ (de acuerdo con la tormenta de diseño correspondiente a d = 2 horas, Tr = 5 años), en tanto que el volumen mínimo calculado alcanza 12,920.90 m³ (para una tormenta de d = 0.5 horas, Tr = 2 años). Comparando los valores, se obtiene una relación entre el volumen total escurrido y la capacidad total de diseño de los embalses de 2.39 para el máximo y de 1.21 para el mínimo, es decir, con las 21 presas propuestas específicamente para este trabajo, es posible almacenar agua para infiltración aún cuando los eventos de lluvia en la región generen poco volumen de escurrimiento.

Con la implementación de este tipo de estructuras, se logra con bajas inversiones económicas:

1).- Disminuir los picos de los caudales que llegan hasta las zonas urbanas, minorizando los riesgos de inundaciones y encharcamientos que dañan a la población y la infraestructura urbana existente; 2).- Controlar el arrastre de suelos que se sedimentan en las atarjeas y colectores, logrando que la capacidad de desalojo de las redes se mantengan en mayor medida con su capacidad de diseño, disminuyendo así, los costos de mantenimiento por limpieza y desazolve de los sistemas de drenaje; 3).- Incrementar de manera artificial la recarga de los acuíferos a través de provocar una mayor infiltración de agua de lluvia, lo que además representa un volumen escurrido que no llega al sistema principal de drenaje, coadyuvando a mejorar la eficiencia del mismo, así como disminuyendo su costo de operación y; 4).- Retener el suelo erosionado, y posteriormente retirarlo para ser utilizado en cultivos de la zona de estudio, logrando con ésto, apoyar y mejorar la producción agrícola, así como mantener la capacidad de regulación y almacenamiento de los vasos de las presas propuestas.